1  |  Diamante. Una sustancia única.

La sustancia única, un alótropo del carbono que se denomina como diamante desde hace milenios atraiga la curiosidad y la creatividad de la humanidad. Sus monocristales tienen propiedades ópticas excepcionales que se aprecian en las hermosas piedras talladas que le han convertido en símbolo de valor y riqueza. Tiene red cristalina extremadamente rígida, lo que le proporciona los propiedades mecánicas insuperables, convertiéndolo en el material más duro del planeta. Sus propiedades ópticas, junto con la dureza le han convertido en un material de joyas favorito y, dado al escasez en la naturaleza, durante siglos el diamante tiene y va a tener un valor incuestionable.

2  |  Qué son los diamantes de laboratorio.

Ya hace siglos que los humanos curiosos buscaban el origen de piedras preciosas, sobre todo el del diamante. En el siglo XVII el famoso químico Antoine Lavoisier ha descubierto que “diamante es un carbono cristalino”. Desde entonces, el reto de hacer diamante en laboratorio, por tecnología humana fascinaba a muchos científicos. Los diamantes hechos por el hombre, adecuados para uso industrial se produjeron por primera vez en un laboratorio en la década de 1950. Si bien los diamantes de calidad gema se produjeron en un laboratorio por primera vez en 1971, no fue hasta mediados de la década de 2010 cuando los diamantes incoloros sintéticos creados en el laboratorio, ingresaron al mercado de gemas y joyas en cantidades comerciales. Los diamantes de laboratorio son tan reales como diamantes procedentes de mina; de hecho, son básicamente idénticos. La única diferencia en su formación es el entorno en el que se crearon respectivamente. Los diamantes extraídos se forman en las profundidades de la Tierra, mientras que los diamantes de laboratorio, o sintéticos, se crean en el laboratorio. Ambos están formados por carbono y comparten las mismas propiedades físicas, químicas y ópticas. Actualmente los nombres recomendados por CIBJO (en francés es “Confédération Internationale de la Bijouterie, Joaillerie, Orfèvrerie des Diamants, Perles et Pierres”) y IGE (Instituto Gemológico Español) de acuerdo con los estándares ISO son “syntetic diamond”, “laboratory grown diamond” o “laboratory created diamond” que se traducen al español como “diamante sintético”, “diamante crecido en laboratorio” o “diamante creado en laboratorio”.

3  |  Diferencias entre diamantes sintéticos y diamantes naturales.

Los diamantes creados en el laboratorio (también conocidos como diamantes sintéticos) ingresaron en el mercado de gemas y joyas en cantidades comerciales hace unos cinco años. Aunque son idénticos en apariencia a los diamantes naturales, tienen diferencias muy sutiles que solo pueden ser detectadas por gemólogos capacitados y equipos sofisticados diseñados para ese propósito.
No debería haber un debate sobre si los diamantes sintéticos en el laboratorio son reales. Cuando se trata de eso, los únicos valores de un diamante extraído de la mina es su rareza y el hecho que es una pieza única. Por lo contrario los diamantes sintéticos ofrecen valores de uso sostenible de los recursos naturales y son fruto de un gran esfuerzo de los científicos, ingenieros y operarios que no solo resulta en el producto de consumo excelente, pero también un avance significativo en las tecnologías mas emergentes.
Los científicos han trabajado rigurosamente para crear diamantes puros, lo que significa que los diamantes sintéticos tienen menos imperfecciones y defectos que sus contrapartes extraídas. Por lo tanto, cuando estos diamantes se califican durante el proceso de certificación, tienen un mejor grado de claridad, lo que demuestra que son de mayor calidad. Cada diamante que vendemos está certificado por un laboratorio independiente, y puede ver los detalles del informe de calificación en las respectivas descripciones de los productos.

4  |  Características principales.

Introducción breve en 4C.
Por la norma aceptada internacionalmente los diamantes tallados se cualifican por 4 parámetros mas importantes: peso en quilates, color, claridad y talla. En ingles estos términos corresponden a Carat, Color, Clarity y Cut.

Peso en quilates*
Es la característica principal a partir de cual para cada típ de talla se puede aproximar el tamaño del diamante. Tradicionalmente, el precio por quilate para piedras grandes es mayor, debido a la rareza de esta piedras en el material de mina o al esfuerzo mayor en elaboración de las piedras sintéticas de tamaño grande. Aun así es muy frecuente que el diamante de misma procedencia y de menor peso puede tener precio superior al de diamante mas grande, pero con otros parámetros inferiores.

*Quilate (ct.) es la medida del peso en gemología y joyería. 1 ct. equivale a 0,2 gramos.

Color de diamante
En caso de valorar el diamante incoloro, se utiliza escala de letras para caracterizar el tono amarillento de la piedra. La escala es de D a Z, siendo el D la mejor cualificación y la Z la peor. Para una persona sin experiencia será difícil distinguir piedras solitarias en colores entre D y J. La prueba de color se hace por en el laboratorio con colorímetro o a ojo usando una escala de colores. Resulta que en ciertas condiciones de luz el ojo humano puede distinguir entre dos piedras la mas oscura dentro del rango de una letra. Para el consumidor es importante que si en la joya hay varias piedras, tienen que estar de la misma letra para causar mejor impresión. Diamantes de colores fantasía o fancy. Son diamantes que tienen color visible que pude ser amarillo, marrón, rosa, azul, etc. Estos diamantes ya no quilifican con una letra, si no les atribuyen un color de acuerdo con la normativa internacional.

Claridad de diamante
Como todos los monocristales los diamantes pueden tener defectos y inclusiones. Hay 10 grados de claridad que se pueden asignar a un diamante, que van desde impecable (FL) hasta inclusiones visibles (I). La escala de mejor calidad a peor es: IF, VVS1, VVS2, VS1, VS2, SI1, SI2, I1, I2, I3. Los diamantes que visiblemente tienen algunos defectos y/o inclusiones típicamente tienen calidad inferior a VS2.

Talla de diamante
La talla de diamante se caracteriza por la forma y la proporciones. La forma (en ingles se usa el termino “shape”) de diamante tallado mas común es talla brillante (en ingles esta talla corresponde a “round”), otras tallas son esmeralda, princesa, oval, baguette, pera y varias mas. La forma de talla depende de forma de materia prima y se elige tan como para mejor aprovechamiento del diamante en bruto, tan como por necesidades del diseño creativo. Como ejemplo extremo de diseño creativo de la piedra se puede mencionar las tallas en forma de corazón, estrella o rosa.
Las proporciones de la piedra tallada (en ingles se usa el termino “cut”) son cruciales para su brillo y belleza. Como el material óptico, el diamante tiene el indice de refracción que determina las proporciones ideales. Fuera de estas proporciones el brillo de la piedra es peor, ya que la luz deja de pasar por el cristal de manera óptima. En el estándar que se usa GIA (Gemological Institute of America, uno de los certificadores de diamante mas prestigiosos) determinan estas proporciones en la escala Excellent, Very Good, Good, Fair and Poor. De ingles se puede traducir como Excelente, Muy Bueno, Bueno, Regular y Deficiente. Los proporciones de piedra son en general la calidad de trabajo del tallador y influyen al valor de diamante de manera significante.

5  |  Valor del diamante.

El proceso de cultivar un diamante en el laboratorio necesita muchos recursos, como equipos especializados costosos y bastante pesados, y un equipo de mantenimiento formado por científicos de alta categoría. Este proceso es mucho más corto que en la naturaleza, no necesitamos millones de años para crear un diamante. Y tampoco hace falta hacer la excavación masiva y cuestionar la sostenibilidad del proceso de producción, como en caso de diamantes extraídos de minas. En el mercado actual el precio de un diamante conseguido en el laboratorio es un 30% menos que de su análogo natural.
Es importante destacar, que al precio de diamante, tanto el natural, como el sintético, influyen varios factores, los mas básicos de los cuales están descritos en la parte anterior. De este modo, a veces es difícil asumir que un diamante natural es más barato que un diamante sintético del mismo tamaño. Nosotros aconsejamos mirar siempre el certificado, sobre todo los parámetros de 4C. En mayoría de los casos es suficiente para descubrir las diferencias. El precio bajo de un diamante natural siempre tiene que alertar al consumidor y en este caso es mejor consultar con el especialista gemólogo, ya que esta piedra en concreto puede tener un defecto o peculiaridad no deseada. En caso de diamantes sintéticos, los parámetros de 4C ofrecen una valoración más viable.

6  |  Certificación.

Todos los diamantes de Lab Verum Carat están certificados por entidades de reconocido prestigio, como el Instituto Gemológico de España, International Gemological Institute y otras entidades. Se venden en un embalaje sellado, junto con un certificado que incluye peso, claridad, color, talla y otros parámetros importantes para valorar la piedra en los mercados nacionales e internacionales. Los diamantes sintéticos no son todos iguales, y su valor cambia en consecuencia de las características únicas de cada unidad. La certificación que acompaña cada pieza que vendemos, garantiza el valor de la gema, es aceptada y reconocida en todo el mundo. El número del certificado y el nombre del certificador acompañan a cada nuestro diamante de tamaño superior al 0,3 ct. Al ingresar el número del certificado en el sitio web del certificador, se puede verificar en tiempo real la autenticidad de su piedra y descargar la copia del certificado, incluso antes de hacer la compra.